Pau García-Milà, ¿fraude o héroe?

Pau García-Milà, ¿fraude o héroe?

pau garcia mila

La primera vez que supe de la existencia de Pau García-Milà fue hace 5 años mientras cenaba un bocadillo delante de la tele. El presentador catalán Andreu Buenafuente, en su programa homónimo, entrevistaba a un chaval muy resuelto, de mi edad, que había saltado a la fama tras desarrollar EyeOS, un escritorio en la nube que más tarde fue adquirido por Telefónica, y que a estas alturas todo el mundo conoce .

En aquel momento su historia me resonó mucho, ya que apenas un par de días antes yo mismo había afrontado mi primer fracaso como emprendedor newbie, en un concurso local de emprendimiento.

Una historia común de un fracaso cualquiera

Nuestro proyecto consistía en una red social terapéutica que ayudaría a miles de personas con problemas de autismo, pero la realimentación que obtuvimos por parte del jurado fueron unas cuantas palabras de ánimo y algunas sonrisas condescendientes. Por lo visto, nuestra idea no era lo bastante buena. Ni rentable. Al terminar nuestra presentación, uno de los miembros del jurado salió en nuestra búsqueda, a hurtadillas, con el pretexto de echar un cigarro: “No os vayáis todavía, chicos“. Nuestras caras debieron de iluminarse de pura esperanza. Entonces el tipo deslizó en mi mano una tarjeta de visita: “Soy gerente de una aceleradora de startups, llamadme y os haré un descuentillo“. En un primer momento aquello nos pareció un gesto halagador; más tarde concluimos que no sólo no habíamos ganado el concurso, sino que seguíamos sin blanca y aún, uno de los miembros del jurado pretendía cobrarnos para que lleváramos a cabo una idea que justo cinco minutos antes él mismo había invalidado …

Las ideas no las pueden juzgar las personas

Como decía, en aquellos instantes de mi vida masticaba la derrota en mi insípido bocadillo. Por ello, cuando vi a Pau tratando de relativizar el fracaso en un programa de televisión, lo primero que pensé fue: “Es fácil reírse del fracaso una vez has llegado a la cima“. Sin embargo, sus fuertes convicciones sobre el éxito y el fracaso me hicieron recuperar la fe. Como en alguna ocasión él mismo sentenció, “las ideas no las pueden juzgar las personas, sólo el tiempo puede hacerlo“. Tuve que seguir su trayectoria para darme cuenta de que este emprendedor hacía algo más que infravalorar el fracaso: para él era una parte esencial del juego; sin algunos fracasos en la mochila, era imposible ganar. Su actitud ganadora e inquebrantable sigue siendo, cinco años después, una inspiración para todos.

Bueno, para casi todos…

Pau, ¿fraude o héroe? 

De un tiempo a esta parte, la prensa se ha hecho eco de los logros de Pau García-Milà: desde el lanzamiento de EyeOS, pasando por la publicación de cuatro libros o su último proyecto empresarial, Idea Foster, una “materializadora” de ideas. Sin embargo he observado que un sector de la prensa (y de la opinión pública) prefiere acusarle de falso emprendedor, vendedor de humo e incluso de fracasado, especialmente a raíz del cierre de su red social, Bananity.

¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué la gente se regocija en el fracaso ajeno, y en cambio todo éxito les parece inmerecido o sospechoso?

El otro día os hablábamos de esto en nuestro primer podcast, y creo que el caso de Pau García-Milà es un excelente ejemplo.

La envidia es un sentimiento instintivo y complicado, que además despierta complejos de inferioridad. ¿Por qué? Porque todos somos conscientes de que tenemos que esforzarnos más, salir de nuestra zona de confort y planificar nuestras metas. Ir más allá del “me gustaría”; concretamente a mí me parece que España es un país de “me gustaría”…

Por su parte, Pau suele decir que España es un país de “te lo dije”: país fantástico para tener una idea, pero pésimo para contarlas. La respuesta suele ser la misma: “te la vas a pegar”.

“Te lo dije”

¿Por qué España trata tan mal a sus emprendedores? Y ya no pregunto sólo en un sentido moral, sino en un sentido institucional. Aunque la cosa ha mejorado un poco en los últimos años (por ejemplo, con la famosa tarifa plana de 50 euros), España sigue siendo uno de los países europeos donde existen más barreras administrativas y económicas a la hora de montar una empresa desde cero (por cierto, en breve publicaremos una breve guía para emprender en Alemania, si te interesa suscríbete y te aviso).

Tal y como defiende el polémico reportero Nicholas Wade, las instituciones de un país son un reflejo de sus ciudadanos y de su cultura. Y ésta última es, a su vez, un reflejo de su lenguaje.

En uno de sus discursos (ahora no recuerdo cuál), Pau reflexionaba sobre el significado de la palabra “fracaso“. En castellano, ésta arrastra una fuerte connotación de derrota aplastante y humillante. Si fracasas, te conviertes de forma automática en un fracasado. Conozco casos cercanos de empresarios que, después de pasar por un concurso de acreedores, nunca más han logrado encontrar financiación en España.

Y es por eso que, ante un fracaso, la presión del entorno es prácticamente insoportable: “Te dije que te la ibas a pegar, mejor sácate esas oposiciones“. ¿A quién le sorprende, pues, que en España a partir del quinto fracaso tan sólo vuelva a intentarlo el 4% de los emprendedores (frente al 26% de EEUU)?

Triunfar fracasando

Lo más triste de todo esto, es que el porcentaje de éxito está muy correlacionado con el porcentaje de fracasos. Cuando a Thomas Edison le recordaron que había fracaso mil veces antes de dar con el filamento de tungsteno, respondió: “No fracasé, simplemente he descubierto 999 formas de cómo no fabricar una bombilla“.

Es aquí donde está la diferencia entre unos y otros, y es aquí precisamente donde la figura de Pau, su pasión por las ideas y las enseñanzas que comparte en sus conferencias, le hacen posicionarse, desde mi punto de vista, como un “héroe del fracaso” y no cómo ese “héroe fracasado” que tan a menudo nos quieren vender.

Previous ¿Dónde encontrar inspiración para escribir? Incluye ejemplos
Next ¿Qué hacer si te persigue un vehículo?

About author

Angel
Angel 164 posts

Creció viendo McGyver y ya de niño tenía muy claro en qué quería convertirse: inventor. Supuso que estudiar Ingeniería de Telecomunicación sería un buen camino para ello. Emprendedor y aventurero, bajo los circuitos y transistores le late un corazón de escritor.

You might also like

E-conomía 3 Comments

PayPal Developer. Parte 1: ¿Cómo funciona? Nociones básicas de IPN y PDT

Comenzamos con esta pequeña Guía de Supervivencia. PayPal funciona más o menos así: Relacionado

Android 3 Comments

¿Son válidos los mensajes de WhatsApp como prueba en un juicio?

Hay una pregunta que escucho con bastante frecuencia: ¿puedo utilizar los mensajes de WhatsApp como prueba en cualquier procedimiento judicial? La respuesta es SÍ, aunque hay ciertos detalles a tener

E-conomía 19 Comments

Confesiones de un estudiante de ingeniería desengañado (y cabreado)

Nos prometieron El Dorado. Nos convencieron de que nuestro trabajo como Señores Ingenieros (a.k.a Masters del Universo), consistiría en arrugar nuestros elegantes culos tras una lujosa mesa de caoba. Que sólo

Tecnologia & Ciencia 4 Comments

Cobol, el lenguaje que sigue resistiendo a pesar de su avanzada edad

Aunque Cobol es junto con Fortran, uno de los lenguajes de programación más antiguos hoy en día siguen escribiéndose unas 5.000 millones de líneas de código nuevas anualmente. Lo que

Un análisis financiero básico: ENCE

Ence es una empresa española, líder europeo en producción de celulosa de eucalipto. Un ejemplo de buen hacer, y una empresa apenas conocida por el público general. En el último

Entrevista 5 Comments

8 indicios de que contrataste a la persona equivocada

¿Alguna vez habéis sufrido a ese nuevo empleado que pasa el día quejándose, chateando en Facebook, acosando sexualmente al sector femenino y poniendo a parir al jefe? Uno se pregunta cómo

Internet 1Comments

Developer Angel, una interesante forma de invertir en una Start-up

El otro día estuvimos charlando un buen rato con @miguelfc (CEO de Spiral Startups) sobre un problema muy recurrente a la hora de poner en marcha una empresa innovadora de base tecnológica:

E-conomía 2 Comments

Cómo conseguir todo lo que te propones: entendiendo la Autodisciplina

Estoy seguro de que ahora mismo tienes muchísimas cosas que hacer. Puede que sean tareas muy importantes: preparar un informe para mañana, depurar un bug crítico, estudiar un examen… incluso

E-conomía 6 Comments

Emigrar a Alemania: ¿hace falta aprender alemán?

Hace ocho meses que emigré a Alemania para trabajar como ingeniero. El mío fue un reclutamiento express, fuera de lo normal: solo diez días después de que contactaran conmigo para una

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply